Acciones de Documento

El FMLN se constituye como un único partido de tendencias

por Pascual SerranoÚltima modificación 05/02/2007 18:23

16-05-95

 

Las organizaciones que lo constituían inician su disolución

El FMLN se constituye como un único partido de tendencias

Pascual Serrano
El comienzo de la andadura legislativa del FMLN tras las primeras elecciones a las que esta coalición se presentaba una vez legalizada en virtud del cumplimiento de los Acuerdos de Paz  ha supuesto toda una reestructuración de la izquierda salvadoreña. Esta reestructuración se inició con la salida del ERP de Joaquín Villalobos y culminará en los próximos meses con la próxima disolución de los tres partidos y dos colectivos que componen el FMLN para crear un sola organización con diferentes tendencias.

Tras la Convención Nacional realizada el diciembre de 1994, el FMLN “estableció el inicio del proceso de unificación y perfeccionamiento de la democracia” en su seno, según ha expresado la Comisión de Unificación en el informe denominado “Transición del Partido Frente al Partido Tendencias”. Con esta decisión se abordaba de un modo definitivo la crisis orgánica creada en el Frente tras la salida del partido Expresión Renovadora del Pueblo (ERP) al adoptar su líder, Joaquín Villalobos, las tesis socialdemócratas y desmarcarse de los principios marxistas y revolucionarios que habían caracterizado a este partido durante la guerra. Ya anteriormente, un colectivo del ERP, la Tendencia Democrática, se había desvinculado del partido. El ERP, con sus siete diputados al frente, optó por cambiar de nuevo su denominación y pasar a llamarse Partido Demócrata.

Quedaban integrando el FMLN tres partidos: las Fuerzas Populares de Liberación (FPL), el Partido Revolucionario de los Trabajadores Centroamericanos (PRTC) y el Partido Comunista Salvadoreño (PCS) y dos colectivos: el Frente Nacional y la disidencia del ERP, Tendencia Democrática.

El debate giraría entonces desde la propuesta de las FPL, partido mayoritario, de hacer un partido único a la del PCS de reorganizar la coalición. Con la decisión abordada en la Convención de diciembre de 1994 se zanja este debate optando por un sólo partido en el que se respetarán las diferentes tendencias o corrientes de opinión con la intención de mantener la pluralidad ideológica. No obstante, se considera imprescindible disolver los partidos que integran la coalición con toda su estructura orgánica con el objeto de “dotar al FMLN de un coherente y firme pensamiento ideológico revolucionario”. Estas disoluciones se iniciaron con la de las FPL recientemente coincidiendo con el aniversario de sus 25 años existencia, y seguirá con la del PRTC prevista para el congreso del próximo 30 de julio. Por su parte, el PCS, con 65 años de historia a sus espaldas, adoptará presumiblemente su decisión de autodisolverse en su asamblea del próximo agosto.  Para noviembre de este año se prevé que PRTC, FPL y PCS no cuenten con estructura orgánica de partido y en diciembre se concluiría el proceso de la institución del FMLN que se vería ratificado en una Convención Nacional.

En cuanto a las características del FMLN, Eugenio Chicas, coordinador adjunto del Frente, ha afirmado que se pretende crear “un partido revolucionario de izquierda democrática, que se caracterice por la democracia interna, el pluralismo de ideas y la propuesta de políticas constructivas para la sociedad”. Otro de los retos del FMLN es su democratización interna, una asignatura pendiente al no haber sabido superar los principios jerárquicos que imponía el conflicto bélico. En esta línea, los nuevos estatutos contemplarán la imposibilidad de que ningún dirigente pueda ser reelegido por más de dos periodos consecutivos. También se abordará un mayor protagonismo de los jóvenes y mujeres en la organización. El coordinador adjunto reveló que “en los cargos de dirección al menos un veinte por ciento de sus integrantes deberán ser menores de 30 años. Y de acuerdo con el número de afiliadas, así será la participación de las mujeres en los órganos de dirección”.

   

VOLVER a portada