Medios violentos. Palabras e imágenes para el odio y la guerra

24/Abr/2008

Tras publicarse en Venezuela una versión más reducida de esta obra en colaboración con Santiago Alba, se edita ahora en España mucho más ampliada la obra “Medios violentos. Palabras e imágenes para el odio y la guerra”, bajo la autoría de Pascual Serrano. A la versión venezolana se le ha añadido un mayor análisis sobre los sesgos de los medios de comunicación y sus metodologías para obviar contextos y antecedentes, así como varias sugerencias para regenerar el panorama mediático. A ello se le añade un lúcido y extenso epílogo de Alba.

Puede parecer que el mensaje generalizado en los medios de comunicación es de rechazo a la guerra, el odio o cualquier manifestación de agresividad. Ese es el primer prejuicio a desmontar en este libro. Cómo bajo el mensaje y la impresión generalizada de que los medios suelen adoptar un papel pacifista y condenatorio de la violencia, eso no sólo no es siempre así, sino que pueden llegar a ser grandes aliados de la guerra y la agresión. Los medios tuvieron un papel fundamental en el conflicto de Yugoslavia, han sido condenados por el Tribunal Internacional por crímenes de guerra en el genocidio de los Grandes Lagos, han liderado un golpe de Estado en Venezuela o siembran el odio religioso en la India. Al mismo tiempo, criminalizan y satanizan a grupos sociales incómodos o líderes políticos díscolos como preparación previa para la represión o la agresión militar. A todo ello se suma su participación en la psicosis antiterrorista, bien rentabilizada por Estados Unidos.

Esta obra, basada en el texto que fue Primer Premio Internacional de Ensayo Pensar a Contracorriente en 2007, destapa con numerosos y elocuentes ejemplos, la implicación criminal que los medios de comunicación pueden llegar a tener en el fomento del odio, sesgos informativos, tergiversaciones y silencios, xenofobia y racismo e incluso culto a la guerra y las armas. Todo ello sin obviar propuestas para un debate sobre la comunicación que pueda promover salidas y alternativas a esta situación.

“Medios violentos. Palabras e imágenes para el odio y la guerra” Pascual Serrano. Editorial El Viejo Topo. Barcelona. Abril 2008. Telf: 93-755-08-32 Fax: 93-790-67-95 E-mail: inakivazquez@elviejotopo.com

Pedidos: pedidosedic@iservicesmail.com http://www.elviejotopo.com/

Para adquirir el libro fuera de España, consultar a la editorial la vía de distribución en cada país.

Este libro cuenta también con las siguientes ediciones:

Ministerio del Poder Popular para la Comunicación y la Información. Caracas. Junio 2008

Ediciones de la Universidad Bolivariana de Venezuela. Caracas. Junio 2009

Centro Internacional de Estudios Superiores de Comunicación para América Latina. Quito. Enero 2010

Editorial José Martí. La Habana. Febrero 2010

En su versión abreviada está editado en:

El perro y la rana. Caracas. Agosto 2007

Biblioteca Popular para los Consejos Comunales. Septiembre 2007

 

INDICE 

Introducción

Prólogo

CAPITULO I. No nos quieren informar 

CAPITULO II. La imagen contra la razón

CAPITULO III. El resultado

CAPITULO IV. El lenguaje

CAPITULO V. Qué ganan los medios con apoyar la guerra

CAPITULO VI. A las armas

Mahoma, las caricaturas
Ruanda, la sentencia
Yugoslavia, la cizaña
Medios en Serbia
Medios en Croacia
La lección
Venezuela, el golpe
Haití, la violencia
India, el odio
Chile, cómplices de Pinochet

CAPITULO VII. Apuntar al malo

El antifascista
Euskadi
El musulmán
El inmigrante
Gobernantes no deseados

CAPITULO VIII. Vender la guerra

Diez mandamientos de Ponsoby
Patriotismo
El vídeo de FAES 
Incubadoras kuwaitíes
A por Milosevic
¿Por qué no en la India?
Misiones de paz
Levantamiento militar en España
Somalia, un falso desarme
Invadir Cuba
Posada Carriles
Mantener la guerra en Colombia
El caso venezolano
Peligro militar
Derechos humanos 
Ahora a por Chávez
El demonio iraní
Oriente Medio

CAPITULO IX. Crear el miedo

Guerra contra el terrorismo en EEUU
En Europa
Miedo al emigrante y control de fronteras

CAPITULO X. Aplaudir las armas

CAPITULO XI. Mirar para otro lado

Emigración
Silencios
Orígenes de los conflictos
Iraq
Afganistán
Arabe-israelí
Indonesia
Ruanda
Kosovo
Pena de muerte
Un ejemplo divertido

XII. Comienza el espectáculo

Sesgos informativos
Doble rasero
Premiar la violencia

CAPITULO XIII. ¿Neutrales?

CAPITULO XIV. A por el disidente

CAPITULO XV. ¿Iguales todas las violencias?

CAPITULO XVI. Buscando una salida 

Intentos legislativos
Periodismo preventivo
El debate
Derecho de acceso
Observatorios de Medios
Medios estatales y colectivos
Una propuesta interesante

Conclusión

Epílogo

Recomendaciones

INTRODUCCION

 

Este libro es la mejor prueba de que un texto puede ser un órgano vivo y dinámico en constante desarrollo. Su origen se encuentra en una conferencia para la XXIII Semana de Filosofía bajo el título Comunicación y violencia, organizada por el Aula Castelao en Pontevedra en abril de 2006. Mientras la preparaba y revisaba notas y medios de comunicación, percibí la frecuencia e impunidad escandalosa con la que los medios de comunicación propugnan, incitan y justifican la violencia.

El texto inédito de aquella conferencia me serviría de base para preparar el trabajo con el que participar en la convocatoria del Premio Internacional de Ensayo Pensar a Contracorriente 2007 bajo el mismo título,Comunicación y violencia, donde resultó ganador.

Y siguió creciendo, porque meses después embauqué a Santiago Alba para que colaborase con un trabajo suyo que, unido al mío, un poco más ampliado, pudiese convertirse en un libro a editar en Venezuela por la editorial El Perro y la Rana. Nació así nuestro libro común Medios violentos. Palabras e imágenes para la guerra, que se presentaría en Caracas en septiembre de 2007.

El último capítulo de esta historia fue el deseo de publicarlo en España. Coincidimos en que lo acertado era centrarse en mi parte de la obra debido a que la de Santiago Alba estaba mucho más desarrollada en un libro anterior editado por Hiru, y no era cuestión de colocarle a los lectores españoles un mismo trabajo en dos libros diferentes. De forma que Alba quedó mucho más reducido en un texto ad hoc en el epílogo.

Esta es la historia de una conferencia que se convirtió en galardón cubano, después en libro venezolano y ahora volumen español bajo el título Medios violentos. Palabras e imágenes para el odio y la guerra. En ese periplo han aumentado los ejemplos y, sobre todo, los razonamientos teóricos, pero me queda la zozobra de haber perdido al Santiago Alba que me acompañaba en la edición venezolana. Y aunque sigo teniendo parte de su talento en el epílogo, debo recomendar a los lectores ese libro original de Santiago Alba, editado por Hiru bajo el título Vendrá la realidad y nos encontrará dormidos. Con lo cual esto se convierte en la primera introducción de un libro que insiste en recomendar otro diferente.

Pascual Serrano