Algo sobre Bertelsmann, los nuevos dueños de Santillana

La editorial Santillana, del grupo Prisa, vendió el pasado 19 de marzo sus sellos literarios Alfaguara, Taurus, Aguilar, Suma de Letras, Punto de Lectura, Altea, Fontanar, Objetiva y Foglio a Penguin Random House , propiedad del emporio alemán Bertelsmann, que tiene unos ingresos anuales de 18.000 millones de euros.

27/Mar/2014

La editorial Santillana , del grupo Prisa, vendió el pasado 19 de marzo sus sellos literarios Alfaguara, Taurus, Aguilar, Suma de Letras, Punto de Lectura, Altea, Fontanar, Objetiva y Foglio a Penguin Random House , propiedad del emporio alemán Bertelsmann, que tiene unos ingresos anuales de 18.000 millones de euros.

Conozcamos algo de estos alemanes para los que ahora trabajarán todos nuestros famosos autores de Alfaguara, el principal sello vendido. Los orígenes del imperio Bertelsmann se remontan a 1835, cuando Carl Bertelsmann, fundó una editorial bajo su nombre en la pequeña localidad de Gütersloh, en la parte occidental de Alemania, que se dedicaba a publicar biblias y canciones religiosas. El consorcio sostiene que su compromiso político y social sigue siendo uno de los pilares desde su fundación1. Bertelsmann, como gran empresa alemana, no se salva de su complicidad con el régimen nacionalsocialista, con el que colaboró publicando a autores nazis como Will Vesper, quien hizo el discurso conmemorativo en la quema de libros de 19332, o Hans Grimm. El grupo multimedia promovió en 2000 una investigación –que duraría un año- de su pasado a través de una comisión de cuatro historiadores independientes quienes bucearon en los años turbios de la historia alemana3. Cuando el escándalo salió a la luz, en la feria del libro de Frankfurt de 2002, causó gran impacto y conmoción, al admitir públicamente el poderoso grupo su colaboración con el régimen nazi y pedir perdón. Bertelsmann editó más de 20 millones de libros y folletos (material de propaganda) en su fructífera etapa editorial durante el Gobierno de Hitler4. Tras la Segunda Guerra Mundial la empresa cerró y fue Reinhard Mohn quien refundó la compañía en los años 50 diversificando la empresa hasta convertirla en lo que es hoy.

El oscuro pasado de Bertelsmann no fue impedimento para que fuera condecorada en España con la Gran Cruz de la Orden del Mérito Civil en 2007, otorgada por el Consejo de Ministros, por su papel y el de la Fundación Bertelsmann en el fomento del cambio social a través de múltiples proyectos.

Pascual Serrano es autor del libro Traficantes de información (Akal), de donde procede esta información.


1Sobre la historia de Bertelsmann se recomienda leer “Bertelsmann: de las biblias al imperio mediático”. Deutsche Welle. 30-9-2005 http://www.dw-world.de/dw/article/0,,1725524,00.html

2Arteaga Tacoronte, Paco. Centro Alemán de Información. 8-10-2009 http://www.alemaniaparati.diplo.de/Vertretung/mexikogic/es/08/ProductosAlemanesEnElMundo/Bertelsmann__seite.html

3El informe se presentó en Mónaco en octubre de 2002. Puede encontrarse íntegro aquí http://www.bertelsmann.com/bertelsmann_corp/wms41/bm/index.php?ci=17&language=2

4Arteaga Tacoronte, Paco. Centro Alemán de Información. 8-10-2009 http://www.alemaniaparati.diplo.de/Vertretung/mexikogic/es/08/ProductosAlemanesEnElMundo/Bertelsmann__seite.html