Aznar anuncia que utilizará su Fundación en España para combatir a Chávez, Castro y Evo Morales

14/Ene/2007

La fundación FAES, dirigida por el ex presidente español José María Aznar, ha anunciado que entre sus principales objetivos para el año 2006 está el reforzamiento de su presencia y la divulgación de sus tesis en América Latina, “región atenazada por la explosiva combinación de populismo e indigenismo bajo la sombra de la alianza entre Fidel Castro y el venezolano Hugo Chávez, tándem al que se ha unido el nuevo presidente boliviano Evo Morales”. Así lo anunció el periódico español La Razón, el más cercano al ideario del dirigente derechista.

El objetivo sería combatir el “caudillismo populista” ante el año que se avecina en el que se esperan múltiples procesos electorales en América Latina.

Para abordar esta cruzada contra el auge de la izquierda en América Latina, la fundación ha promovido el pasado año, 89 encuentros con delegaciones de otros países, ha desarrollado un programa de visitantes de Iberoamérica, ha formado a decenas de jóvenes de Europa del Este, triplicó sus actos públicos respecto al año 2004, realizó 199 seminarios y editó medio centenar de publicaciones. Para todo ello se coordinará con el Partido Popular, cuyo enlace con la fundación es el diputado Jorge Moragas, quien ya intentó entrar en Cuba mediante un visado de turista para reunirse con algunos elementos anticastristas. El presidente del partido, Mariano Rajoy, y José María Aznar ya han hablado de “unidad de acción” en su estrategia de acoso a la izquierda latinoamericana. Entre sus primeros gestos del año, el pasado 4 de enero, los representantes del Partido Popular se negaron a recibir al presidente electo de Bolivia, Evo Morales, a quien consideran un elemento indigenista no deseado.

El pasado once de marzo el ex presidente español José María Aznar, desde la ciudad mexicana de Monterrey ya afirmó que “el riesgo está hoy en lo que se puede llamar nuevo populismo, movimientos que reniegan de la democracia y tienen un claro tinte antiliberal",

Es evidente que su proyecto no es ajeno a la Administración Bush, entre sus objetivos han reconocido la idea de introducir reformas en la OTAN. Se trataría de trabajar para reactivar el apoyo y servidumbre de Europa a Estados Unidos. Ya, con motivo de la investidura del presidente estadounidense, el ex presidente español escribió en el diario The Wall Street Journal afirmó que “al presidente Bush y a su Administración les corresponde en gran medida busca y proponer soluciones” a los problemas del mundo. También acusó entonces a los dirigentes europeos que se desmarcaron de la política guerrerista del presidente norteamericano de meter a la OTAN en el calabozo.

En ese mismo artículo, escrito originalmente en inglés, el expresidente español José María Aznar defendió la “fuerza de la disuasión frente a regímenes inestables”, tras lo cual se refiere al “populismo pre-dictatorial en América Latina”

Ahora, mediante la FAES ha anunciado la creación del llamado “Indice de Libertad Económica”, con el cual se adscribirá la potestad de asignar a cada gobierno latinoamericano la calificación que considere oportuna. Entre los recursos económicos que maneja esta fundación se encuentran millonarias subvenciones públicas procedentes de administraciones regionales gobernadas por el Partido Popular, empresas e instituciones públicas españoles y fondos estatales concedidos bajo el paraguas de ayudas para la cooperación.

Como se recordará, el partido de José María Aznar fue expulsado del gobierno en las elecciones del mes de marzo del año 2003 tras multitudinarias manifestaciones que pidieron la salida de las tropas españolas de Iraq. Aznar, quien fue recibido por Bush incluso antes que el presidente español Rodríguez Zapatero tras ganar la presidencia, se incorporó como conferenciante en una universidad norteamericana, actividad que compatibiliza con la presidencia de la fundación FAES.