Chomsky y Chávez

Son frecuentes las críticas y burlas al presidente venezolano en los medios españoles y, todavía más, en los opositores venezolanos. Mientras se dice, sin fundamento alguno, que el gobierno de Hugo Chávez persigue a la prensa “independiente” en su país, ésta no cesa de mentir y engañar a los ciudadanos. El último ejemplo es muy elocuente de la miseria humana y profesional de esa prensa.

27/Oct/2006

Son frecuentes las críticas y burlas al presidente venezolano en los medios españoles y, todavía más, en los opositores venezolanos. Mientras se dice, sin fundamento alguno, que el gobierno de Hugo Chávez persigue a la prensa “independiente” en su país, ésta no cesa de mentir y engañar a los ciudadanos. El último ejemplo es muy elocuente de la miseria humana y profesional de esa prensa.

El pasado 20 de septiembre, durante su discurso en la Asamblea de la ONU, el presidente venezolano Hugo Chávez citó al lingüista estadounidense Noam Chomsky, al igual que posteriormente en rueda de prensa. Se refirió concretamente a su libro “Hegemonía y supervivencia. El dominio mundial de Estados Unidos”. Tras ello, en el diario estadounidense The New York Times, el periodista Marc Santora publicaba dos días después: “Hugo Chávez expresó su pesar por no haber conocido a ese icono de la izquierda americana, el lingüista Noam Chomsky antes de su muerte”.

Como es sabido, Chomsky vive, por lo que inmediatamente los medios opositores antichavistas de Venezuela se explayaron sobre la supuesta ignorancia de su presidente. El diario El Nacional, el 25 de septiembre, publicaba un editorial titulado “La muerte de Chosmky” en el que se referían al texto de The New York Times como una “crónica deliciosa” que ponía “en evidencia lagunas culturales” del presidente Chávez. Similar tono adoptaron Unión Radio y El Universal, éste último el 27 del mismo mes.

Afortunadamente la cadena pública venezolana reprodujo las imágenes de la comparecencia de Hugo Chávez en la rueda de prensa en Nueva York donde hizo los comentarios sobre Noam Chomsky. Ahí decía textualmente el presidente: “He sido un lector de Noam Chomsky, como lo he sido de un norteamericano profesor que murió hace poco y no pude conocer, John Kenneth Galbraith, estaba ya muy deteriorado, tenía 90 años”. Es decir, el muerto al que hacía referencia Chávez no era Chomsky, era el economista Galbraith, efectivamente fallecido el pasado mes de abril a la edad de 98 años. Así se miente en Estados Unidos y en Venezuela.

Por supuesto, esos medios antichavistas “perseguidos”, a diferencia de los estadounidenses y otros medios internacionales como la BBC, no han rectificado nada, ni han tenido que sufrir ninguna iniciativa legal a pesar de haber mentido y atentado contra la honorabilidad del presidente del país pretendiendo presentarlo como ignorante. Además en Venezuela la capacidad de difusión de las televisiones privadas, con más recursos económicos, es mayor que la televisión pública. En cuanto a los medios escritos, no existen medios públicos, sólo los gestionados con colectivos sociales pueden aclarar la falsedad. Es decir, el estado venezolano tiene menos potencial informativo para difundir la verdad que las empresas de la oposición para mentir con impunidad.

Efectivamente, no hay libertad de expresión en Venezuela, la tienen secuestrada las grandes empresas de comunicación.

Ver vídeo con las declaraciones de Hugo Chávez

http://www.aporrea.org/medios/n84253.html