Foto: La ministra de Igualdad, Irene Montero, responde a preguntas durante una rueda de prensa

Irene Montero en Vanity Fair

La entrevista a la ministra de Igualdad Irene Montero en Vanity Fair ha abierto de nuevo el debate sobre el comportamiento de los líderes de la izquierda ante los medios de comunicación. Frente a algunos partidarios de que la izquierda no debe legitimar medios claramente hostiles a sus ideas, otros consideran que deben aprovechar todas las oportunidades que se ofrezcan para poder exponer sus posiciones.

29/Sep/2020
La entrevista a la ministra de Igualdad Irene Montero en Vanity Fair ha abierto de nuevo el debate sobre el comportamiento de los líderes de la izquierda ante los medios de comunicación. Frente a algunos partidarios de que la izquierda no debe legitimar medios claramente hostiles a sus ideas, otros consideran que deben aprovechar todas las oportunidades que se ofrezcan para poder exponer sus posiciones. 
Creo que me encuentro entre estos últimos. Si publicar en medios que no son precisamente afines a mis ideas me permite expresarme en libertad, quizás puede ayudarme a acercarme a votantes a los que, de otro modo, nunca llegaría. Y no soy el único. Es bueno recordar que Rafael Alberti y Marcelino Camacho escribían páginas terceras en el ABC, el artículo de opinión firmado más noble y extenso del diario. Ese gran maestro del periodismo que fue para mí Javier Ortiz siempre tenía claro que había que aprovechar todas las rendijas que nos dejaran para poder expresarnos. De hecho seguía escribiendo sus columnas en El Mundo mientras se dilucidaba en los juzgados una denuncia suya contra el entonces director Pedro J. Ramírez.