Foto: © AFP 2021 / Ahmad Al Basha

La política de la OTAN e Israel de bombardear televisiones y asesinar periodistas

El 15 de mayo el Ejército israelí bombardeó el edificio de oficinas de los medios de prensa extranjeros en Gaza. No es un hecho aislado, la historia nos muestra que los ataques a cadenas de televisión y periodistas también es una constante en las intervenciones de Estados Unidos y la OTAN. Sucedió en Serbia, en Irak, en Afganistán o en Libia.

21/May/2021
El 15 de mayo el Ejército israelí bombardeó y destruyó un edificio que albergaba oficinas de medios extranjeros en Gaza, incluidas las de Associated Press y Al Jazeera. La Federación Internacional de Periodistas (FIP) condenó el ataque y apeló al Consejo de Seguridad de la ONU, pero ni este órgano emitió ninguna declaración, ni tampoco Estados Unidos o la Unión Europea, las dos potencias que suelen acusar a otros países de ataques a la libertad de expresión, condenaron el bombardeo.
Si repasamos los últimos conflictos descubrimos que los bombardeos de sedes de televisiones internacionales o centros de prensa han sido frecuentes. Pero, además de frecuentes, también podremos comprobar que las bombas siempre proceden del mismo bando y con el mismo resultado de impunidad. Podríamos afirmar que, si el año que viene una televisión del mundo sufriese un bombardeo, habría un 99% de posibilidades de que las bombas se las lanzase EEUU, la OTAN o Israel.
Seguir leyendo en Sputnik