Presentación del libro "Juan Carlos, un rey con antecedentes"

Un principio de las democracias es que no existen personas ni instituciones impunes a la ley, ni indemnes a la crítica y a la verdad. Es evidente que lo primero no sucede en España; al menos lo segundo -que nadie pueda estar exento de la crítica y la verdad- intentaremos que este libro lo consiga.

08/Dic/2014

 

Un principio de las democracias es que no existen personas ni instituciones impunes a la ley, ni indemnes a la crítica y a la verdad. Es evidente que lo primero no sucede en España; al menos lo segundo -que nadie pueda estar exento de la crítica y la verdad- intentaremos que este libro lo consiga. En este nuevo libro de la colección A Fondo, Juan Carlos, un rey con antecedentes, con rigor y valentía, aparecen las tropelías de quien ha sido jefe del Estado durante casi cuarenta años. Si esas tropelías son delitos o crímenes es una conclusión que deberá sacar el lector porque, mucho nos tememos, no parece que el sistema legislativo ni judicial español esté por la labor de afrontar ese asunto con decencia y ecuanimidad.

Iñaki Errazkin se ha sumergido en las hemerotecas, en los bancos, en las petromonarquías del Golfo Pérsico, en el árbol genealógico de los Borbones, en los servicios secretos, en las alcantarillas del Estado, en las amistades de la infancia de Juan Carlos I... y hasta en las alcobas. Y con todo derecho porque lo que se trastea en todos esos lugares es nuestro dinero. Pensábamos que la Casa Real necesitaba transparencia porque no explicaban el destino del presupuesto asignado, pero hemos descubierto que eso es una minucia comparado con el dinero de oscuro origen que movilizan. Dinero de privatizaciones, dinero de comisiones por compra de petróleo, dinero de tráfico de influencias, dinero de la trama Gürtel, del caso Nóos, de la venta de armas, dinero de los fondos reservados. Pero, eso sí, siempre dinero nuestro. Y frente a ello, impunidad. Impunidad para robar, para frenar investigaciones, para bloquear acciones judiciales, para lograr privilegios e influencias, para ocultar información que debería ser pública, para burlar la ley. Todos los ingredientes que puede incluir un sistema feudal incardinado en el siglo XXI.

Cada día nos levantamos indignados con un político corrupto o un banquero ladrón, pero lo más grave es que sobre la más poderosa e impune institución del Estado, que al mismo tiempo es la menos democrática y más medieval, planea la sombra de todos esos delitos desde hace casi cuarenta años. Un régimen que hunde sus raíces en esa pobredumbre política y ese hedor de latrocinio no puede desarrollar jamás una democracia decente. De ahí que sea un clamor ciudadano el que pida un cambio de régimen que supere la monarquía y nos permita abandonar el siglo XVIII, cuando empezaron a gobernar los Borbones en España.

Quienes entren en las páginas de este libro descubrirán que el periodista Iñaki Errazkin nos enseña, no que el rey está desnudo, sino algo mucho peor. Me voy ahorrar los calificativos porque las pruebas, los datos, las certezas, las evidencias que el lector encontrará le mostrarán la necesidad de terminar con esta prórroga del régimen franquista que se empeñan en convencernos de que es una democracia.

 

El libro Juan Carlos, un rey con antecedentes, de Iñaki Errazkin, se ha publicado en la colección A Fondo, dirigida por Pascual Serrano, en la editorial Akal. Este es el texto de presentación que se incluye en el libro.