Foto: Pedro Sánchez, presidente del Gobierno en funciones, y Pablo Iglesias, secretario general de Podemos, en una imagen de archivo. / Efe

Reflexiones y propuesta ante una negociación de investidura

¿Es lícito pelearse por los cargos en esta negociación? ¿Es buena idea consultar a las bases o es una trampa? ¿Es que los otros grupos que integran Unidos Podemos votarán los que decidan las bases de Podemos? ¿La negociación se ha vuelto una pelea por la imagen ante la amenaza de nuevas elecciones? Por último, una propuesta de Gobierno.

La controversia en torno a las negociaciones entre Unidas Podemos y Pedro Sánchez para la investidura de presidente da para varias reflexiones.

20/Jul/2019

¿Es lícito pelearse por los cargos en esta negociación? ¿Es buena idea consultar a las bases o es una trampa? ¿Es que los otros grupos que integran Unidos Podemos votarán los que decidan las bases de Podemos? ¿La negociación se ha vuelto una pelea por la imagen ante la amenaza de nuevas elecciones? Por último, una propuesta de Gobierno.

La controversia en torno a las negociaciones entre Unidas Podemos y Pedro Sánchez para la investidura de presidente da para varias reflexiones.

Peleas por sillones

Vaya por delante que negociar y discutir sobre cargos no me parece mal, sobre todo cuando ya sabemos que negociar solamente programas no sirve si luego no hay nadie en el Gobierno que se comprometa a velar por su cumplimiento. El PSOE que nunca cumple el suyo que promete, menos todavía va a cumplir el que acuerde con Unidas Podemos. Es por tanto razonable que se exija estar en el consejo de ministros/cocina para ver cuál es el cumplimiento de lo acordado. El político quiere disponer del poder para aplicar las políticas que defiende, es lo lógico y decente, no debe ser motivo de criminalización postularse para los cargos en los que se ejerce ese poder.

Consulta a los adscritos