Ricos muertos de hambre

Los días de Navidad se asocian a familia, afecto, encuentro y generosidad. Si me reúno con mi familia y amigos, y si los quiero mucho, cómo no compartir comida y bebida y hacernos regalos. Estamos así ante conceptos muy fáciles de convertir en consumo por el mercado y el sistema publicitario.

22/Dic/2016

Los días de Navidad se asocian a familia, afecto, encuentro y generosidad. Si me reúno con mi familia y amigos, y si los quiero mucho, cómo no compartir comida y bebida y hacernos regalos. Estamos así ante conceptos muy fáciles de convertir en consumo por el mercado y el sistema publicitario.

El resultado es que en estas fiestas cada español genera al día dos kilogramos de basura, de ellos la cuarta parte es debido a los envoltorios superfluos. Al año son unos 440 kilos de residuos, de modo que yo, que peso setenta kilos, genero cada año cuatro veces mi propio peso en basura. Todavía más grave es que gran parte de lo que termina en la basura es comida. En cada hogar español se tiran 76 kilos de comida al año. España es el séptimo país más derrochador de la Unión Europea.

 

Seguir leyendo en El Jueves