Un bolchevique en las trincheras españolas

“Diario de la guerra de España”, de Mijaíl Koltsov

Mijaíl Koltsov, corresponsal del periódico ruso Pravda, nos relata en este diario su testimonio del periodo de 1936 y 1937.

22/Nov/2012


Un valioso conocimiento de la Guerra Civil española se puede lograr mediante la lectura de diferentes experiencias vividas en aquellos trepidantes años. Arturo Barea, en el tercer tomo de su trilogía La forja de un rebelde, nos presentó la visión del español republicano de origen humilde comprometido con la democracia y las instituciones; Artur London, en Se levantaron antes del alba, la del brigadista internacional que vino a España luchar contra el fascismo; y Mijaíl Koltsov, corresponsal del periódico ruso Pravda, nos relata en este diario su testimonio del periodo de 1936 y 1937. El papel de Koltsov es objeto de controversia entre los historiadores, para algunos fue el agente de Stalin y su función iba más allá de la de un periodista; pero, por otro lado, no debemos olvidar que murió fusilado durante las purgas de Stalin en 1942. Sus duros comentarios sobre el troskismo español y el papel del POUM añaden todavía más polémica a la obra. En cualquier caso, en este Diario de la guerra de España, encontramos, con el detalle que conlleva un diario, el relato de unos acontecimientos desde el punto de vista de un periodista que escribe con el sentimiento de un comunista ruso sin por ello renegar de la verdad y el rigor. Tal y como ya observamos en el libro de London, vuelve a destacar la denuncia de la pasividad y complicidad de las democracias europeas con el criminal intervencionismo del fascismo italogermano es constante. Y como recordamos del libro de Barea, de nuevo encontramos la crítica a la retaguardia republicana valenciana mientras Madrid resistía heroicamente.

 

No falta en la obra un cierto tono empalagoso de ensalzamiento de la revolución rusa, inevitable en un periodista que estaba escribiendo para el público soviético, la última parte de las cuatro que componen la obra son las crónicas que publicó en Pravda entre julio y diciembre de 1937. Pero precisamente por tratarse de la interpretación desde el punto de vista de un soviético, muchos detalles y elementos que hubieran pasado desapercibidos para un español son reflejados de forma brillante y exclusiva.

 

El magnífico prólogo de Paul Preston nos aporta un contexto y una información sobre la personalidad y el polémico papel de Koltsov que convierte su historia en todavía más apasionante.

 

Koltsov, Mijaíl. Diario de la guerra de España. Planeta, 2009