Acciones de Documento
Leido: 3504 veces

Martín Prieto, un “chimpancé” “caracastaña”

Pascual Serrano/Rebelión

por Pascual SerranoÚltima modificación 13/07/2007 23:18

El periodista Martín Prieto dedicó su columna del pasado 12 de julio en El Mundo a embestir contra el libro de Educación para la ciudadania, escrito por los filósofos Carlos y Pedro Fernández Liria y Luis Alegre Zahonero. ”Un panfleto radical socialista que por si mismo justificaría la supresión de la asignatura”, dice en un alarde de democracia y libertad en el que se proscribe el libro y hasta el tema sobre el que trata el libro. Menos mal que los filósofos no escribieron sobre la teoría de la evolución, Martín Prieto hubiera suprimido también a Darwin. Lo que ha molestado al periodista, y sobre lo que pilota su análisis, es la página 224 del libro en la que los autores critican que firmas como César Vidal, Jiménez Losantos y Gabriel Albiac llamen “negro”, “gorila” y “chimpancé” al presidente de Venezuela y “caracastaña” al de Bolivia. Los filósofos consideran que son términos racistas, lo que indigna a Martín Prieto que considera en que “inocular estas majaderías [en referencia a las reflexiones de los filósofos] en la mente de los escolares sí que resulta incorrecto”.

Los argumentos del periodista son que ‘negro’, en Suramérica “se aplica cariñosamente entre los amantes” y que ‘caracastaña’ es “el ‘caradepan’ español sin ningún tinte racista”. A partir de ahí dice que “estos retroprogres quieren hacer políticamente correcto el idioma en las dos orillas, y, de paso, colocarle el sambenito a los obispos”.

Olvida Martín Prieto que nada importa lo bondadoso que signifique en Suramérica llamarte así, quienes lo utilizaron -y no porque se consideraran amantes de Chávez- eran españoles.

Si observamos que el titular de la columna es “La COPE, racista”, nos lleva a pensar que Martín Prieto quiere defender al arzobispado de una acusación que no hemos leído por ningún lado. Aclaremos que son los obispos los que están atacando a esa asignatura de Educación para la ciudadanía, los filósofos del libro no atacan a ningún obispo.

Termina con el disgusto de que por culpa de autores como los de esos libros “la palabra moro la han exterminado de nuestros medios de comunicación”.

En conclusión que si a usted le llaman “chimpancé” y “caracastaña”, no proteste que estará acosando a los obispos y deje ya de inocular majaderías a los escolares con su indignación.

Ver artículo de Martín Prieto en El Mundo:

Artículo relacionado:

Novedad Editorial:
"Educación para la Ciudadanía", de Carlos Fernández Liria y Luis Alegre Zahonero, entre otros
31-05-2007