Acciones de Documento
Leido: 6992 veces

Entrevista a César Rendueles usuario y colaborador de Wikipedia:

“La decisión del bloqueo a Rebelión.org me pareció un absoluto disparate, lo que debería ser neutral son los artículos de Wikipedia, no las fuentes”

Pascual Serrano/Rebelión

por Pascual SerranoÚltima modificación 01/07/2008 12:07

El bloqueo sufrido por la web rebelión.org en wikipedia ha abierto un importante debate sobre el funcionamiento de ese proyecto. El motivo del bloqueo es la decisión de dos miembros de wikipedia con el rango denominado de “bibliotecarios” que consideraron que Rebelión.org es una “fuente no neutral ni verificable”. A partir de esa decisión el vínculo www.rebelion.org no puede ser citado ni usado como referencia. Se trata del primer medio de comunicación al que se le aplica esa medida.

Antes que nada, sería bueno conocer algo del funcionamiento de wikipedia. ¿Cuáles son las competencias que tienen esas figuras de wikipedia denominados bibliotecarios? Porque he leído que, según las normas, "algunos colaboradores tienen la capacidad de llevar a cabo algunas operaciones extra, como el borrado de artículos, el bloqueo de páginas, etc. Sin embargo, estos usuarios, denominados en la edición en español bibliotecarios, no tienen capacidad de decisión mayor que la de cualquier otro wikipedista y sus acciones se deben ajustar a las políticas adoptadas por toda la comunidad". No entiendo como es eso de que tienen capacidad para bloquear o borrar artículos y al mismo tiempo se dice que no tienen capacidad de decisión mayor que cualquier otro wikipedista.

También antes de nada, querría aclarar que no soy experto en Wikipedia ni he realizado una investigación en profundidad sobre el tema. Me dedico profesionalmente a la edición y la gestión cultural, he dedicado muchas horas a la filosofía de la ciencia y me gusta participar siempre que puedo en proyectos como rebelión.org o Wikipedia. Eso es todo. Vamos, que según los parámetros de Wikipedia no soy una fuente fiable. Lo digo con toda seriedad y sin la menor ironía.

¿Cómo un usuario de Wikipedia pasa a ser bibliotecario? ¿Qué otras figuras o rangos hay en el modelo organizativo de Wikipedia?

La teoría y, hasta cierto punto, la realidad es que Wikipedia es un proyecto enciclopédico cooperativo en el que participan en igualdad de condiciones una gran masa de redactores anónimos ayudados por una serie de herramientas técnicas y regidos por unas reglas básicas de edición y comportamiento. Muy distintivamente Wikipedia es una enciclopedia no elaborada por expertos: las discusiones sobre contenidos son horizontales y un catedrático de historia tiene el mismo derecho a editar un artículo sobre la Batalla de Brunete que un adolescente aficionado a las novelas históricas. Esta es la grandeza y la miseria de Wikipedia.

La entidad matriz de Wikipedia es la Fundación Wikimedia, una organización sin ánimo de lucro encargada de promover tanto Wikipedia como sus proyectos hermanos (Commons, Wikiversidad...), también hay personas que se dedican a desarrollar las herramientas informáticas necesarias para que Wikipedia funcione. No obstante, la figura administrativa más conocida y polémica de Wikipedia es la del “bibliotecario”. Los bibliotecarios son usuarios con algunos privilegios dirigidos a garantizar que se cumplen los principios que rigen Wikipedia. Tienen acceso a algunas funcionalidades restringidas del software de Wikipedia: básicamente borrar y restaurar artículos e imágenes, proteger y desproteger páginas y bloquear y desbloquear a otros usuarios . Los bibliotecarios son usuarios normales en el sentido de están sujetos a las reglas de Wikipedia y no son “expertos” con poder de decisión sobre la orientación de los contenidos. Idealmente, sus intervenciones deberían ser estrictamente técnicas o, mejor, “procedimentales”, en el sentido rawlsiano de la expresión. Los bibliotecarios son elegidos por los usuarios. Uno sencillamente presenta su candidatura y espera a que el resto de usuarios registrados con más de 100 ediciones y un año de antigüedad se pronuncie a favor o en contra. Evidentemente para resultar elegido es muy conveniente haberse labrado previamente un cierto prestigio como wikipedista.

Es aquí donde la cosa se pone interesante. Wikipedia es algo más que una enciclopedia. Es también una comunidad de usuarios. Y una comunidad mucho menor de lo que solemos imaginar. Aunque miles de usuarios hacen contribuciones esporádicas, la gente que dedica mucho tiempo a editar Wikipedia es un grupo relativamente reducido y no pocas personas de este grupo son bibliotecarios (en estos momentos hay 86 bibliotecarios activos en la Wikipedia en español). Así que creo que no es muy exagerado decir que los bibliotecarios son el núcleo de la comunidad sociológica de Wikipedia. Esto tiene aspectos positivos y negativos. Por ejemplo, una consecuencia ambigua es que los procedimientos de trabajo de Wikipedia se acaban asemejando mucho más a una enciclopedia convencional no colaborativa. A mí me parece que, en realidad, los bibliotecarios se comportan a menudo como editores, en el sentido que tiene el término en el mundo del libro tradicional. No estoy en contra de esta evolución, que ha ayudado a mejorar la calidad de muchísimos artículos. Pero tengo la sensación de que también es una fuente de conflictos, en la medida en que existe una contradicción entre esta realidad pragmática y los principios ideológicos de Wikipedia, que los propios bibliotecarios asumen y defienden. En cualquier caso, conviene ser prudente con este tipo de interpretaciones. Es muy fácil exagerar y dejarse llevar por impresiones parciales.

Esa decisión de bloquear a rebelión.org ¿no se puede revertir por decisión de otros bibliotecarios?

Sí. Casi todas las decisiones de los bibliotecarios son reversibles. De nuevo la teoría es que los bibliotecarios se controlan entre sí, aunque mi opinión –creo que bastante extendida incluso entre los propios bibliotecarios– es que esto no acaba de funcionar. Creo que la razón es lo que apuntaba más arriba: como en cualquier colectivo con vínculos estrechos se establecen lealtades explícitas e implícitas, en particular cuando se considera que se está produciendo un ataque exterior injustificado. Sé que esto suena a sociologismo de garrafa, pero a veces las cosas son tan sencillas como parecen. Posiblemente la cosa mejoraría con un número sustancialmente mayor de bibliotecarios. Así que, en último término, la culpa es de quienes no dedicamos más tiempo a Wikipedia. Pero creo que merece la pena hacer algunas consideraciones adicionales.

En primer lugar, muchas de las protestas que se han hecho dentro de Wikipedia por el bloqueo de rebelion.org no se han ceñido a los cauces establecidos en Wikipedia para resolver esta clase de conflictos ( http://es.wikipedia.org/wiki/Categor%C3%ADa:Wikipedia:Pol%C3%ADticas ). La avalancha de protestas no adecuadas ha tenido el efecto perverso de ocultar las reclamaciones legítimas. Los adversarios del bloqueo de rebelión.org han percibido esto como un tecnicismo trivial y un subterfugio, pero realmente estos procedimientos son muy importantes para lidiar con la infinidad de problemas que surgen en cientos de artículos cada día. Estas políticas son la estructura misma de Wkipedia: sin ellas no habría Wikipedia. Conocerlas y respetarlas es fundamental.

Simétricamente, me ha parecido muy interesante el auténtico estupor y espanto con el que muchos bibliotecarios han recibido la noticia de que, sí, existe un mundo ahí fuera con otros medios de comunicación y foros que no tienen por qué ceñirse a los sacrosantos protocolos de Wikipedia. Igual que cualquier otro producto cultural Wikipedia está sujeta a la crítica más o menos agresiva, todos los wikipedistas deberían asumirlo. Eso sí, sería de agradecer que estas intervenciones fueran un poquito más comedidas. Para entendernos: aún sigo dándole vueltas a qué demonios tiene de malo recurrir a la Enciclopedia católica como fuente, yo he utilizado a menudo Los heterodoxos y no me considero particularmente de derechas. En este sentido, también me ha decepcionado la actitud de algunos conocidos bibliotecarios que, al tiempo que cuestionaban el derecho de medios de comunicación como rebelión.org o Público a criticar Wikipedia, alimentaban el conflicto difundiendo calumnias en contra de rebelión.org en distintos foros.

En esa enciclopedia que tiene como lema «La enciclopedia libre que todos podemos editar», ¿existe un mecanismo de votación para algunas decisiones que pueden resultar controvertidas como el bloqueo a rebelión.org?

Existen varios mecanismos de discusión de cuestiones controvertidas que, como en cualquier otro contexto, funcionan mejor cuanto menos controvertida es la cuestión. Uno muy conocido es la consulta de borrado ( http://es.wikipedia.org/wiki/Wikipedia:Consultas_de_borrado_mediante_argumentaci%C3%B3n ). De todos modos, Wikipedia tiende a regirse por discusiones razonables, acuerdos y consensos antes que por mayorías. Internet es un terreno horrible para el tipo de debate sereno que requiere la redacción colectiva de un buen artículo enciclopédico. Mucha gente tiende a comportarse ante su ordenador como ultras en un estadio de fútbol. Por suerte la mayoría no son muy pacientes, así que, con muy buen criterio, entre los cinco pilares de Wikipedia se dice: “Cada vez que aparezca un conflicto para determinar qué versión es la más neutral, debe declararse un periodo de reflexión mediante un cartel de discutido en el artículo. Se aclararán los detalles en la página de discusión y se intentará resolver la disputa con calma”. Del mismo modo que rebelion.org o Público tienen todo el derecho del mundo a criticar Wikipedia y ningún wikipedista debería calificar tal cosa como “linchamiento” o “persecución”, Wikipedia merece respeto a sus procedimientos de decisión. Desgraciadamente, mucho me temo que el debate relativo a rebelion.org se ha enconado hasta tal punto que esta va a ser una de las ocasiones en las que esos mecanismos de discusión no van a funcionar.

En otro artículo de rebelión.org se afirma que en wikipedia se “han redoblado esfuerzos bloqueando las cuentas de aquellos usuarios que ha manifestado críticas a la decisión del bloqueo, aplicando sanciones internas tan injustificadas como arbitrarias. Para los disconformes el castigo (la censura y el silencio) puede ser de unas horas o indefinido”. ¿Tu crees que ha podido suceder eso? ¿es viable técnica y organizativamente hacerlo?

En primer lugar, yo subrayaría lo mucho que nos cuesta entender lo que realmente es Wikipedia. No es una organización tradicional con una composición y una línea editorial estables. Es un proyecto colectivo y abierto dirigido a elaborar una enciclopedia. Ni más ni menos. Si uno cree que Wikipedia no se está administrando correctamente, lo mejor que puede hacer es intentar cambiar las cosas dentro de Wikipedia. Así que, volviendo a la pregunta, ¿son técnicamente posibles esas sanciones arbitrarias? Sí. ¿Puede haber pasado? No es imposible. ¿Es razonable pensar que ha pasado en los términos que se plantea en la cita que mencionas? Creo que no.

No me cabe la menor duda de que en esta ocasión algunos bibliotecarios han hecho un uso muy poco prudente de su privilegio de bloqueo (digo “prudente”, es decir, no me refiero a su corrección formal) que no ha hecho más que añadir leña al fuego. Más concretamente, yo diría que los bibliotecarios se han equivocado al utilizar los recursos habituales para resolver una situación que se salía completamente de lo normal. Porque lo que es cierto es que el bloqueo de cuentas es una práctica habitual y útil. Sirve para tratar de mitigar las intervenciones más destructivas que impiden avanzar en la discusión de un artículo. Aquí “destructivo” no significa siempre “maleducado” o “falaz”, sino más bien ajeno a los mecanismos de trabajo de Wikipedia. De hecho, si se repasa las discusiones en torno a rebelion.org en Wikipedia se ve muy bien cómo hay debates muy razonables permanentemente truncados por intervenciones muchas veces legítimas pero que no guardan relación con el tema de discusión: la redacción de artículos para una enciclopedia.

El debate generado ha puesto sobre la mesa la denuncia de que wikipedia está controlado por unas pocas personas, algunos afirman que con un perfil prosionista a la vista de algunos contenidos, o al menos, de pensamiento conservador en al medida en que se bloquea un web alternativa de izquierdas ¿tú qué piensas?

Yo dividiría la pregunta en varias.

¿Está Wikipedia en español controlada por unas pocas personas? En la medida en que se puede controlar algo tan complejo y grande como Wikipedia, que no es gran cosa, puede ser. Pero, en todo caso, la culpa es de quienes no dedicamos más tiempo a Wikipedia. Es decir, está “controlada” por todos aquellos que generosamente dedican su tiempo regularmente a la edición de artículos.

¿Tienen un perfil conservador y prosiniosta estas personas? Yo diría que es el mundo el que tiene un perfil conservador. Wikipedia es una amalgama de usuarios con intereses y visiones del mundo a menudo opuestas. La ideología telemática dominante –en especial dentro del movimiento del conocimiento libre– entiende Internet como un frondoso vergel cognoscitivo donde al fin es posible alcanzar el ideal comunicativo habermassiano. Wikipedia sería así el paradigma por antonomasia de una extraña utopía liberal donde la cooperación surge como por arte de magia de la mera concurrencia en un espacio límpido –sospechosamente parecido al mercado, por cierto– de individuos autónomos sin otra relación que una comunidad de intereses. El resultado es que cada cual ve en Wikipedia un reflejo beatífico de sus propias preferencias ideológicas. La mayoría la entiende en términos estrictamente liberales, casi una autoparodia de eso que con tanta sorna Marx denominaba “sociedad civil”. También hay una importante corriente neoilustrada y, por supuesto, hay quien cree que Wikipedia es un proyecto de izquierdas. Todas estas percepciones me parecen erróneas. Wikipedia, como en general Internet, es un terreno políticamente conflictivo sin necesidad de que concurran grupos de presión sionistas y cosas por el estilo. Imagino que el supuesto lobby consiste en (voy a ser generoso) diez personas con mucho tiempo libre, gusto por el poder y simpatías por Jon Juaristi y Gabriel Albiac: carne de presidencia de la comunidad de vecinos. Pienso que todo es mucho más doméstico de lo que alguna gente se imagina.

Parece que existe un denominado Comité de Resolución de Conflictos, ¿qué opinión te merece su funcionamiento?

En primer lugar me gustaría subrayar que, por lo menos, Wikipedia tienen un Comite de Resolución de Conflictos (CRC) público y con criterios transparentes, que es más de lo que se puede decir de la inmensa mayoría de proyectos similares. Dicho esto, la verdad es que creo que el CRC no acaba de funcionar todo lo bien que debería. En términos generales me resulta bastante formalista y poco eficaz (siempre que leo las resoluciones me da la sensación de estar asistiendo a un juego de rol basado en La Ley de los Ángeles). Por otro lado, tal vez sea mejor así. Teniendo en cuenta cuáles son los auténticos objetivos de Wikipedia (insisto: nada más y nada menos que redactar una enciclopedia) no sé si es muy interesante dedicar más tiempo y esfuerzo a resolver el tipo de conflictos que normalmente se plantean. El caso de rebelión.org, por supuesto, es completamente excepcional. Tengo curiosidad por ver si en este caso el CRC está a la altura cuando tenga que pronunciarse sobre la reclamación que se está preparando.

¿Sabes si se existen más medios de comunicación bloqueados en wikipedia por ser “fuente no neutral ni verificable”? Y partidos políticos u organizaciones definidas ideológicamente que, evidentemente, no son neutrales, ¿se les bloquea también?

Hasta donde yo sé, es el único medio de comunicación de estas dimensiones en la lista negra de spam. Hay un error en muchos de los planteamientos que he leído últimamente. Lo que debería ser neutral son los artículos de Wikipedia, no necesariamente las fuentes de las que se nutren estos artículos. De hecho cuando no se alcanza consenso se busca la neutralidad reflejando los distintos puntos de vista. Las fuentes deben ser, eso sí, fiables ya que Wikipedia no es en sí misma una fuente primaria (otro motivo habitual de malentendidos): la labor del enciclopedista es seleccionar fuentes rigurosas, no realizar investigaciones originales. Es habitual en Wikipedia denunciar las fuentes poco fiables o eliminar artículos que no citan fuentes primarias, pero es un completo absurdo bloquear un medio de comunicación entero basándose en criterios completamente impresionistas, como se ha hecho en este caso.

¿Qué te parece entonces la decisión tomada respecto a rebelión.org?

Un absoluto disparate. Me impresionó la frivolidad de la conversación en el café de la que surgió esta decisión. La persona que bloqueó rebelión.org ha demostrado un completo desconocimiento de sus contenidos y su funcionamiento. La verdad es que cuando leí sobre el asunto lo primero que pensé fue: “becarios”. Me explico. A menudo he tenido que tratar con estudiantes en prácticas provenientes de un máster de edición. Aunque es muy injusto generalizar, a veces las clases que reciben antes del periodo de práctica parecen tener el curioso efecto de dotarlos de un armazón normativo que los incapacita para obrar con sentido común. Algunos parecen convencidos de que existe alguna clase de imperativo categórico de la edición que los obliga a organizar auténticos desaguisados, muy del estilo de lo que ha pasado con el bloqueo de rebelión.org. Lo malo es que en Wikipedia sí que existen unas normas explícitas que a veces se aplican de un modo muy dogmático, aparentemente riguroso, que oculta una falta de sensatez alarmante. El trabajo de edición (y es así como entiendo el trabajo de los bibliotecarios, aunque es una interpretación heterodoxa) es muy complejo. Las normas y políticas no sólo no suplen la práctica y el sentido común, sino que incluso empeoran las cosas al proporcionar una excusa para los disparates. Imagino que ha quedado claro que m is dos políticas favoritas de Wikipedia son estas:

Para ser justos hay que decir que la persona que bloqueó rebelión.org es una excelente wikipedista que ha dedicado muchas horas de su vida a mejorar Wikipedia. Eso no quita para que haya demostrado una incapacidad manifiesta como bibliotecaria. No es ningún drama, a todos se nos dan fatal infinidad de oficios.

Querría añadir que la decisión de bloquear rebelión.org también debería hacernos reflexionar a todos los que participamos en proyectos similares. De nuevo bastante simétricamente, los medios alternativos en general estamos empezando a pagar las consecuencias de años de inmensas tragaderas con contenidos de dudosa procedencia, muy dogmáticos y mal editados que hemos aceptado como peaje de otros contenidos excelentes desde cualquier punto de vista. Hace mucho que considero que esta generosidad editorial es un error, que no debemos buscar sólo medios de comunicación distintos de los dominantes sino mucho mejores en todos los sentidos: más veraces, mejor editados, más rigurosos, mejor diseñados, más baratos... Creo que esto es lo que explica que nadie se haya tomado en serio la pregunta reiterada que se ha lanzado a Wikipedia “¿por qué no bloquear entonces El País o El Mundo?”. En realidad, es una propuesta bastante pertinente. Cualquiera que sepa cómo funciona la redacción de un periódico sabe que no es una fuente primaria fiable para una enciclopedia. El hecho de que en el caso de El País o El Mundo ni siquiera se baraje esa idea no tiene que ver, por supuesto, con la calidad de sus contenidos –cuya falta de rigor a menudo es sencillamente inigualable– sino con un “saber hacer” de orden estrictamente editorial cuya eficacia retórica deberíamos comprender. La mayoría de la gente tiene una idea completamente equivocada del rigor con que se elaboran las noticias de los grandes medios e infravalora las fuentes alternativas. Aunque quisieran, con las plantillas y las condiciones económicas actuales, es materialmente imposible que los periodistas de los grandes medios de comunicación realicen el tipo de seguimiento en profundidad que ofrecen algunos artículos que aparecen en medios como rebelión.org. No me refiero sólo a los temas políticos más polémicos, ocurre en todas las secciones. Pues, bien, creo que hemos realizado un esfuerzo titánico por dilapidar este patrimonio mezclando los buenos contenidos con opiniones, sospechas y propaganda, rodeándolos de otros sin la menor calidad y no dedicando el tiempo suficiente a dotarlos de un armazón editorial adecuado. Que quede claro que esto no es una crítica a rebelión.org en concreto sino una reflexión que deberíamos hacer todos los que participamos en esta clase de medios alternativos.

Quizás lo más preocupante no es el daño a rebelión.org que, al fin y al cabo, seguirá funcionando igual, sino al proyecto de wikipedia y a la imagen que teníamos muchos de esa enciclopedia, ¿qué piensas? ¿crees que ha perdido confianza el proyecto?

Sí, creo que el bloqueo a rebelión.org ha hecho daño a Wikipedia. Desde luego, va a generar ruido en muchas discusiones durante bastante tiempo. Además, posiblemente haya desalentado a un buen número de personas. No me refiero tanto a los usuarios que recurren a Wikipedia como herramienta de consulta, cuanto a un gran banco potencial de colaboradores que estaba por conquistar.

Algunos miembros de wikipedia llaman la atención sobre el número escaso de entradas en castellano, ¿crees que la razón puede ser la rigidez de los bibliotecarios españoles?

Para contestar haría falta un estudio riguroso pero, a bote pronto, se me ocurren otras explicaciones alternativas. En primer lugar, las distintas Wikipedias han promovido estrategias diferentes. En algunos idiomas se ha intentado aumentar rápidamente el número de entradas con esbozos de artículos con la esperanza de que alguien los desarrolle después. En Wikipedia en español ésta no es una estrategia popular y se incide más en los buenos artículos. Por otro lado, la alfabetización tecnológica en los países hispanohablantes está aún por detrás de otros países de nuestro entorno. Me parecen explicaciones más plausibles que la intervención de los bibliotecarios.

 
¿Cómo valoras la situación de wikipedia en castellano respecto a esa misma enciclopedia en otros países?

Me cuesta mucho hacer una valoración general. Hay entradas buenísimas y otras desastrosas, como en todos los idiomas. No obstante, y una vez más es una mera impresión, en los últimos tiempos me ha parecido detectar un aumento lento pero constante de las entradas de calidad. Por supuesto, puede que sencillamente haya tenido buena suerte,

¿Crees que puede haber otro proyecto alternativo de biblioteca libre en la red más apropiado o en mejores condiciones que wikipedia?  

Claro que pueden y deben surgir proyectos distintos, mejores o complementarios. Lo que ocurre es que es extraordinariamente difícil poner en marcha cualquier iniciativa de este tipo. Un ejemplo, ¿cuantos sitios de información alternativa han surgido? Cientos. ¿Cuántos se han mantenido y evolucionado hasta convertirse en sitios de referencia? Muy pocos. Casi todos estos proyectos fracasan en sus primeros pasos.

Existe también el modelo de páginas protegidas, aquellas en las que no se puede cambiar nada por decisión “superior”, ¿cuál es el criterio para considerarlas protegidas? ¿quién lo decide? ¿cuál suele ser el motivo real para la protección?

No puedo hablar por todos los casos pero, generalmente, el motivo real para su protección es que son una auténtica pesadilla editorial. La mayor parte de esas entradas, casi todas de contenido político, dan pie a debates interminables completamente improductivos. Resulta imposible consensuar un contenido neutral para una entrada cuando dos o más bandos enfrentados en algún conflicto político o intelectual utilizan Wikipedia para dirimir sus diferencias y vulneran sistemáticamente las reglas de la enciclopedia. En realidad, creo que la mayor parte de los wikipedistas con experiencia huyen como de la peste de este tipo de entradas. Personalmente, tengo mejores cosas que hacer en la vida que meterme en una guerra de ediciones acerca del contenido de la entrada “Hugo Chávez” (por ejemplo, tratar de contrarrestar la propaganda antichavista de los grandes medios de comunicación con textos serios y bien informados). Pero Wikipedia es mucho más que eso. La inmensa mayoría de entradas no políticas y susceptibles de conocimiento científico no generan ninguna polémica. Incluso las entradas políticas de contenido polémico son una minoría. Pienso que en vez de pelear por entradas como “comunismo” o “Fidel Castro” –en el fondo no muy útiles en una obra de referencia como Wikipedia–, es mucho más productivo trabajar en voces como, por ejemplo, “espartaquismo” o “Rudolf Rocker”.

Todo lo relacionado con el conflicto con rebelión, el bloqueo, las sanciones posteriores a usuarios o la desaparición temporal de la página de uno de los miembros de rebelión.org –Santiago Alba-, ¿crees que se ha hecho con arreglo a las normas?

Es una pregunta más complicada de lo que parece. Estoy totalmente en contra de la decisión de bloquear la página de rebelion.org (no conozco la antigua entrada sobre Santiago Alba Rico, la actual me parece correcta) pero eso no significa que no se haya hecho formalmente con arreglo a las normas. Digamos que se ha hecho según una interpretación superficial y torticera de las normas.

Si no ha sido así, ¿cómo se pueden revertir desde dentro estas actuaciones y cómo se piensa en garantizar que se cumplan las propias normas de wikipedia?

En primer lugar y, sobre todo, participando activamente en Wikipedia. Tan fácil como eso. Si la gente afín a rebelión.org considera tan importante Wikipedia debería participar activamente en ella. En segundo lugar, y mal que les pese a algunos wikipedistas, reflexionando sobre Wikipedia fuera de Wikipedia, serenamente y sin alarmismos. Wikipedia es ya una institución que debe estar sometida al escrutinio público. En tercer lugar, y esto puede sonar un poco excéntrico, me parece importante promover la participación en Wikipedia al margen de los círculos habituales de Internet, un medioambiente intelectual cada vez más enrarecido. Por ejemplo, una mayor presencia de la comunidad universitaria y escolar en Wikipedia sería un auténtico soplo de aire fresco.